consejos para cuidar tus ojos si pasas todo el día frente a la computadora

¿Recuerdas la  emoción que sentiste cuando en tu casa compraron una computadora por primera vez? Seguro no te imaginabas que años después prácticamente todo tu día transitaría frente a una pantalla. Claro que esto tiene sus ventajas, no te expones al sol, puedes escuchar tu música favorita mientras trabajas y a veces hasta te das el tiempo de bobear en redes sociales, sin embargo, al final del día es súper común que sientas fatiga visual, irritación ocular, sequedad o incluso dolor de cabeza.

Si consideramos que una persona promedio mira su celular aproximadamente 150 veces al día, más el tiempo que pasa frente a la computadora, ¿te imaginas la cantidad de luz a la que tu vista está expuesta y el esfuerzo que necesita para mantenerse relajada? Por eso es muy importante que si tu trabajo implica extensos horarios frente a un monitor empieces a poner en práctica estos consejos para proteger tus ojos y mantenerlos sanos.

  1. Hazte un examen de la vista

No importa si estás seguro de que ves bien, existen otros problemas de la vista como la hipersensibilidad a la luz o el síndrome del ojo seco que son provocados por varias razones, entre ellas la exposición excesiva a las pantallas. Así que no lo pases por alto y acude con un profesional de la vista una vez al año.

  1. No te acerques demasiado

Mantener la distancia adecuada al monitor permitirá que tus ojos se protejan un poco más. La posición idónea para mirar una pantalla es hacia abajo, a un ángulo de 15 o 20 grados. Con esto el párpado cubre más tu globo ocular y mantiene los ojos humectados.

  1. Reduce el brillo ambiental

En ambientes muy iluminados es más difícil enfocar la vista en la pantalla. Esto se debe a la cantidad de luz que se refleja en el monitor y que tu ojos perciben con mayor sensibilidad. Procura colocar tu computadora a un costado de las ventanas donde la luz no quede delante o detrás de ti, cierra las cortinas o persianas y trata de crear un equilibrio entre el brillo de la pantalla y la luz ambiental.

  1. Usa el “modo nocturno” de tus dispositivos

Dentro de la luz visible hay tonos con diferentes cantidades de energía, y entre más energía concentran mayor tensión ocular producen. La luz azul-violeta, por ejemplo, tiene más energía que los tonos cálidos y además diversas teorías afirman que esta luz inhibe el sueño, por lo que dispositivos y apps han incluido en sus configuraciones un “modo nocturno” que cambia el color del interfaz por tonos más oscuros y cálidos que, en teoría, son más amigables con tus ojos.

  1. Parpadea frecuentemente

Cuando estás sentado frente a la computadora tus ojos parpadean con menos frecuencia. Esta es la razón por la que sientes irritación y falta de humectación. Para evitar esto intenta descansar cada 20 minutos y parpadea 10 veces cerrando los ojos como si se estuviera quedando dormido (muy lentamente). Esto ayudará a humedecer y relajar tus ojos.

  1. Usa anteojos antirreflejantes

Si te expones mucho al brillo de las pantallas es muy importante que le des protección extra a tus ojos. Los lentes Crizal®, por ejemplo, son antirreflejantes y te protegen tanto de los rayos UV como de la luz azul-violeta del monitor. Además, son resistentes a las rayas y repelen el polvo y el agua, por lo que serán tus compañeros ideales de trabajo y te permitirán ver con mayor claridad.

  1. Haz ejercicios para cuidar tu vista

Alejarte por un momento de la pantalla para ejercitar tu vista es muy necesario. Para hacerlo debes enfocar un objeto lejano durante 10-15 segundos, luego mirar algo de cerca durante otros 10-15 segundos. Finalmente, mira otra vez hacia al objeto distante. Repítelo por 5 o 10 veces y entonces sí, regresa a trabajar.

  1. Consume alimentos buenos para tus ojos

Ya sabemos que la alimentación repercute en todo el funcionamiento de nuestro cuerpo, así que debes consumir alimentos con nutrientes que fortalezcan tus órganos visuales. Aquí tenemos algunos ejemplos:

  • Vitamina C: es excelente para la salud ocular. Puede prevenir la formación de cataratas y desacelerar la degeneración macular. La encuentras en naranjas, arándanos, fresas, moras y verduras de hoja verde oscuro como el brócoli.
  • Grasas Omega 3: son indispensables en la dieta humana, ya que  fortalecen el sistema nervioso y el sistema inmunológico. También estimulan el desarrollo visual adecuado y la función retiniana. Puedes obtenerla comiendo pescado, como el salmón, la sardina y el arenque.
  • Vitamina A:  ayuda a evitar la ceguera nocturna. La encuentras principalmente en hortalizas, frutas y verduras como el brócoli, la zanahoria y la calabaza.
  • Vitamina E:  es un poderoso antioxidante que se encuentra en las nueces, cereales y tubérculos como el camote. Esta vitamina protege las células en los ojos de moléculas inestables llamadas radicales libres, que destruyen el tejido sano.
  1. Hidrátate adecuadamente

Aunque hay ciertos problemas que pueden dar lugar a los ojos secos, es posible que simplemente estés deshidratado. La deshidratación se presenta de muchas formas, incluyendo una menor producción de lubricante ocular.

  1. Descansa

Los síntomas de fatiga visual  son dolor de cabeza, cansancio ocular, visión borrosa, dolor en cuello y hombros. Si estás cansado de pasar todo el día frente a la computadora, procura llegar a casa y mantenerte alejado del celular o la televisión, al menos por un rato considerable.

Recuerda que la exposición diaria al brillo de las pantallas y los rayos solares puede desarrollar ciertas enfermedades. Pero si quieres tener una vista saludable no es necesario que pongas fin a tu vida digital ni que te alejes para siempre de tus gadgets. Simplemente puedes poner en práctica estos valiosos consejos que te ayudarán a proteger tus ojos y realizar tus actividades con mayor comodidad.

 

Fuente: CULTURA COLECTIVA

Publicado en: News