Mujer da a luz en coma, los médicos pensaban que no resistiría

El nacimiento de un hijo es la felicidad más grande de una mujer. Pero, todo puede cambiar si cuatro semanas antes de la llegada de tu bebé te contagias con la influencia.

La esperanza es lo último que se pierde. Por eso, Gillian Wright de 28 años combatió con la enfermedad de la gripe en estado de coma. No se sabe cómo sucedió, pero fue milagro que madre e hija se salvaran.

Pero, ¿cómo pudo salvarse? Los médicos del Hospital Armadale de Perth se vieron obligados a colocar a la gestante en un coma inducido, antes de practicarle una cesárea de emergencia para salvarle la vida a ella y su hija.

Los doctores antes de iniciar con la operación le habían indicado al esposo de Gilllian, Adam, que era probable que no resista su pareja pues pensaban que “ella no lo lograría”. Sin embargo, ambas sobrevivieron.

¿Qué es un coma inducido?

El coma inducido, es un estado de inconsciencia profundo que se genera de manera farmacológica controlada para evitar daño cerebral. A Gillian Wright se le realizó esta práctica para salvar su vida y de su pequeña aunque pierdes el conocimiento durante todo ese tiempo.»Me molesta saber que ella estuvo recostada en mi pecho tan pronto nació y no puedo recordar eso», dijo Gillian al Daily Mail Australia.

La operación hizo que los pulmones de Gillian se abrieran y gracias a ello, la niña y ella pudieron salvarse. Kayleigh nació cuatro semanas antes de lo que se tenía contemplado, y pasó sus 10 primeros días de vida en la unidad de cuidados intensivos.

Durante el tiempo de recuperación le estuvieron suministrando antibióticos a la bebé, así poder mantenerla estable.»Todos me preguntan si fue raro, pero es como si hubiera olvidado lo que estaba pasando», dijo.

Todavía la mujer que sobrevivió tiene dudas de cómo fue todo el proceso. “Solo que no estuve consciente de que 24 horas se convirtieron en ocho días”.

Un dato importante es que Gillian no estaba vacunada contra la influencia, provocando el riesgoso hecho.»Nadie me ofreció o me lo sugirió nada. Sentía que no estaba tan enferma como realmente estaba”, dijo durante la entrevista.

Por ello, su esposo envió un mensaje a través de Facebook para crear conciencia sobre esta enfermedad.“Casi pierdo a mi esposa Gillian y a mi hija Kayleigh de un virus que anda flotando y hay otras 14 familias que no han sido tan suertudas como yo. Por favor, tome más en serio esta temporada de gripe y asegúrese de que todos se vacunen contra la gripe, especialmente los niños”, pidió Adam.

El personal médico monitoreó el estado de salud de la bebé hasta que la infección abandonó su cuerpo y pudo ser llevada a casa. Ahora, Gillian y su hija se encuentran en perfecto estado de salud, y Kayleigh ya cumplió tres meses.

Es por ello, que es importante hacer caso cuando las autoridades sanitarias recomiendan vacunarse contra la influenza. Y saber identificar los síntomas. Pues lo más común es tener fiebre, escalofríos, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, sumándole dolores musculares y corporales. Este caso es un milagro y que nos sirva de lección para estar atentos con nuestra salud.

 

Fuente: WAPA

Publicado en: News