Prácticos y beneficiosos remedios para aliviar dolores menstruales

Cuando estos dolores y calambres se producen en exceso por motivos hormonales, de genética o por una mala dieta y poca actividad física días previos pueden llegar a ser insoportables.

Causas de los habituales dolores menstruales

Los cólicos menstruales son unos calambres uterinos que ocurren en el periodo. Estos se sienten en el abdomen, la espalda o los muslos.

Este dolor también puede presentarse en la mitad del ciclo durante la ovulación.

Hay una probabilidad de que las personas tengan periodos más largos de dolor si presentan sangrado abundante o prolongado, si comenzaron su periodo temprano en la vida o si son irregulares.

Otros factores que se han asociado con periodos dolorosos incluyen fumar, estar delgada, tener menos de 30 años, tener una infección pélvica y estar esterilizada.

Para estas cuestiones naturales que pueden regularse con hábitos y acciones saludables tenemos una breve lista de remedios que te serán de ayuda para aliviar los malestares.

Compresas de agua caliente

Con ayuda de bolsas o algunas compresas de agua caliente podrás relajar los músculos de tu vientre y reducirá los cólicos.

Toma bebidas calientes

Para no enfriar tu vientre evita las bebidas frías en los momentos que sientas cólicos y de preferencia en tu periodo pues podría generar dolores internos.

Lo mejor será que bebas algo de temperatura caliente como infusiones o tés de hierbas que tengan entre sus propiedades beneficios desinflamantes.

También puedes hacer una sopa caliente para calentar tu vientre e ingerir líquidos.

Come ligero

En tu periodo menstrual evita el consumo de cafeína, las bebidas alcohólicas, la sal y el azúcar y los productos y alimentos que los contengan en gran medida.

Llevar una dieta saludable también ayudará a que disminuyan los dolores menstruales sobre todo si logras establecerlos días previos o como parte habitual de tu estilo de vida.

Haz ejercicio

Cuando estamos en nuestro periodo a veces no tenemos fuerzas ni ganas de hacer actividad física ni mucho menos ir al gimnasio.

Sin embargo, hacer rutinas de ejercicio físico supone una ayuda para tu cuerpo y para evitar los dolores y aliviar cólicos.

La práctica habitual de actividad física es la que sirve de prevención para que esos días todo fluya con menos dolor.

Sin embargo, si quieres mejorar mucho más o desaparecer casi por completo los malestares puedes mantener una vida activa durante todo el mes y así evitar cólicos acompañado de los otros remedios naturales.

Una vida saludable puede ser algo difícil de conseguir, pero siempre logra ser de beneficio propio y de satisfacción para tus ganancias personales.

 

Fuente: WAPA

Publicado en: News