Categorías
Psicologia

Claves para manejar y superar una ruptura amorosa

Las rupturas amorosas son algo que seguramente hemos pasado alguna vez en nuestra vida.

Al sufrir una ruptura amorosa, puede hacernos sentir dolor y pesar por un tiempo. En algunos casos no podemos superar ese episodio de nuestra vida. Así que ¿Cómo podemos superar esta situación?
Siendo esta una pregunta compleja, ya que en buena parte, el superar esta situación depende de cómo es cada persona, aquí te mostraremos algunas estrategias que pueden resultarte útiles para poder sobrellevar esta difícil situación.

¿Por qué son difíciles las rupturas amorosas?
Al dar por terminado algún ciclo, es normal sentir sentimientos poco agradables como tristeza, angustia, miedo, etc. Estos sentimientos suelen presentarse de manera más frecuente cuando no somos nosotros quienes hemos decidido terminar el ciclo y no terminamos de aceptarlo. Lo más evidente que podemos decir acerca de por qué duele tanto pasar por una ruptura es eso, que no podemos o queremos aceptarlo, pero ya sabiendo esto ¿Cómo hacemos para evitar caer en la negación y por fin llegar a la aceptación?

1. Busca tu red de apoyo: Para poder superar este estado de duelo que es la ruptura amorosa, tenemos que buscar nuestra red de apoyo, que por lo general son los amigos y familiares. Suele suceder que cuando estamos dentro de la relación, apartemos un poco a nuestros amigos y familiares, por lo que cuando la relación termine y los necesites, puede ser algo difícil llegar a ellos. Tenemos que aceptar que nos hemos equivocado y disculparnos. Es un gran paso dado volver a reunirse con nuestra familia y amigos cercanos para poder atravesar esta situación de duelo.

2. Realiza cambios significativos: Es común que durante la relación vayamos acumulando cosas, ya sean fotos, peluches, regalos, etc. Estos objetos contienen una carga emocional que al tenerlas cerca, pueden prolongar el estado de duelo. Lo mejor para poder superar a situación sería tomar distancia de ellos, ya sea deshaciéndose de estos o guardándolos por un tiempo para evitar tenerlos cerca. Puede que al hacer esto, sientas alguna sensación negativa, pero distanciarte de esos objetos es lo mejor que puedes hacer.

3. Haz nuevos hábitos: Al estar en una relación se suelen generar hábitos, gustos e intereses con nuestra pareja. Relacionado con el anterior punto, tenemos que desprendernos de esos hábitos y costumbres para poder mantener nuestra mente más tranquila. El hacer esto es un cambio fuerte que toma su tiempo, así que es importante crear nuevas costumbres y mantenernos activos incluso cuando la relación de pareja ya ha terminado.

4. Recuperar viejos pasatiempos: Puede que no sea necesario crear nuevos hábitos, sino retomar los que teníamos antes de estar en esa relación. Esto depende de cuánto ha durado la relación y de cómo hemos cambiado en el transcurso de esta para ver si nos sentimos aún nosotros mismos retomando nuestros viejos hábitos.

5. Respetar las decisiones: Puede que en un intento de «recuperar» la relación, caigamos en el acoso y el hostigamiento hacia la otra persona tratando de que «se enamore otra vez». Debemos aceptar que no tenemos el control de esa situación, respetar su decisión y dejar ir.

6. Practicar la tolerancia a la frustración: Hay que aceptar que el estar en una relación puede conllevar a sentir dolor al final de esta. Lo importante es saber aceptar el fin de este ciclo y no buscar culpables por el cómo nos sentimos. Para llegar a la aceptación hay que tomar responsabilidad de nuestro propio dolor y ver más allá de la persona que fue nuestra pareja.

7. Escribe cómo te sientes: Puede que expresar con palabras nuestros sentimientos sea algo que nos resulte difícil, así que una opción que puede ayudarte es escribir tus sentimientos para poder desprendernos de ellos. Estos escritos pueden ser en un cuaderno a forma de diario o anecdotario, o en forma de carta.

8. Tómate tu tiempo: Este proceso de duelo requiere tiempo y puede que se alargue más de lo que creías porque quizás la relación por la que pasaste fue muy significativa para ti, pero pese a esto, no desesperes, ya que es común caer en pensamientos tormentosos tras pasar varios días o semanas estando aún en el proceso de duelo. Tómate tu tiempo para pasar por esto y toma en cuenta las claves que te presentamos anteriormente.