Categorías
Psicologia

No olvidemos ser nosotros mismos

En muchas circunstancias de nuestra vida, intentamos agradar a los demás cambiando nuestra personalidad, nuestra forma de expresarnos, nuestros sueños y todo lo que creamos que pueda no gustarle a los demás, solo para tratar de agradarles.

Lo que debemos recordar siempre es que nuestra vida es únicamente nuestra y que las cosas que hagamos o dejemos de hacer, no debemos hacerlas motivados por la posibilidad de agradarle a los demás, sino con el propósito de hacernos felices a nosotros mismos.

Si empezamos a vivir nuestra vida pensando siempre en hacer las cosas para satisfacer a los demás en vez de a nosotros mismos, entonces ¿qué sentiremos cuando veamos al pasado y nos demos cuenta que hemos vivido para complacer a otros y no a nosotros mismos? Pues la respuesta a eso sería que sentiríamos frustración, tristeza e impotencia por haber dejado pasar el tiempo y no disfrutar de nuestra propia vida.

Seamos fieles a nosotros mismos

Siempre hay personas que van a querer lo mejor para nosotros y que sus intenciones pueden ser de buena fe, pero en muchas ocasiones, esas ideas que ellos tienen de bienestar no se ajustan a lo que nosotros queremos o necesitamos realmente. Debemos ser fieles a nosotros mismos y ponernos firmes para comprometernos a hacer lo que nos haga felices. Si logramos ser fieles a nosotros mismos, atraeremos personas que nos brinden su apoyo y respeto a lo que nosotros decidamos.

Sé valiente de vivir tu vida para ti. Pon en primer lugar a tus sueños y metas, mejora tu persona cada vez que surja la oportunidad y si decides hacer algo, que sea porque te hace feliz a ti.