Categorías
Psicologia

¿Por qué algunas parejas infelices siguen juntas?

Las relaciones amorosas son una parte importante de nuestra vida, tanto que para algunas personas, es más importante que el éxito en el trabajo o con la familia.

Sin embargo, encontrar una pareja perfecta con la que funcione una relación no es algo fácil, tanto así que algunas parejas se conforman con situaciones disfuncionales y siguen juntas a pesar de los problemas que pueda haber.

¿Cuáles son los motivos por los que una pareja infeliz sigue estando junta?

Las razones para esto son diferentes, pero la más comunes son las siguientes:

1. Motivos externos a la relación:
Usualmente las parejas mencionen que siguen juntas por la falta de dinero, los hijos que tienen en común y que el cortar la relación podría provocar dolor a ambos, así que por este motivo, deciden seguir adelante con la relación pese a que signifique estar con constantes sentimientos negativos.

2. Motivos religiosos:
Otro motivo son las creencias religiosas. En los países en donde el catolicismo predomina, las tasas de divorcio son menores que en los que se denominan laicos, ya que se considera al matrimonio como algo sagrado y que al romperlo se comete una de las peores acciones que puede hacer una persona.

3. Existencia de un compromiso fuerte:
Algunas parejas siguen juntas solamente por el fuerte sentimiento de compromiso que tienen. Según la teoría triangular de Sternberg, el compromiso es uno de los componentes que constituye una relación (los otros vendrían a ser la intimidad y la pasión). En algunos casos se da algo llamado «amor vacío», donde la pareja solo sigue junta por el sentimiento tan fuerte de compromiso que tienen.

4. Falacia del costo hundido:
Esta falacia se trata de que al haber invertido tantos recursos y esfuerzos para lograr algo, debemos perseverar en ello, pese a que sea evidente que no está funcionando. Esta falacia puede afectarnos en muchos campos y en el de las relaciones amorosas no es diferente, pues nos hace creer que por haber pasado por tanto y haber invertido tanto tiempo, dinero, etc.

Debemos seguir con esa persona aunque ya no nos haga felices. Es importante reconocer esto a tiempo y entender que es mejor pasar por un dolor corto y pasajero que por uno prolongado.